Patrocinadores

NOTA INFORMATIVA SOBRE APARICIÓN DE EJEMPLARES DE LIEBRE COMÚN CON SINTOMAS DE MIXOMATOSIS

 

Ante las noticias que se vienen produciendo en las últimas fechas, sobre la aparición de ejemplares de liebre común (lepus capensis), que presentan síntomas de enfermedad similares a la mixomatosis, que padecen los conejos . Desde ésta Federación de Caza, queremos puntualizar lo siguiente:


Que los ejemplares detectados han sido en lugares puntuales de la provincia de Córdoba y Jaén y otros en las provincias de Cuenca y Ciudad Real.

Que aunque se habla de que estos ejemplares puedan padecer mixomatosis por una posible mutación de éste virus, que hasta ahora en España sólo se detectaba en conejos. No hay nada definitivo, puesto que los análisis llevados a cabo en ejemplares de Andalucía, no aseguran al 100%, que la patología del animal, sea la mixomatosis, aunque los síntomas coincidan o sean similares.

Que no podemos crear una alarma social, sin tener la certeza de que se trata de una mutación de este virus y que ahora afecta a las liebres.

Que mientras no haya un pronunciamiento oficial por parte de la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha, a través de sus Servicios de la Consejería de Agricultura y su Dirección General de Montes.

 

Esta Federación de Caza, aconseja a todas las Sociedades, lo siguiente:

- Que ante la aparición de cualquier ejemplar de liebre con síntomas de padecer ésta enfermedad, se debe requerir de manera inmediata la presencia de los Agentes de Medio Ambiente de la zona, puesto que ellos disponen del material adecuado para el tratamiento de los ejemplares y su posible traslado, tanto si se encuentran vivos o muertos.

- Debemos tomar nota del lugar en el que aparece el animal y sería fundamental especificar en qué tipo de cultivo se ha detectado ( parcela de cereal, viña, baldío, barbecho, etccc.) y también que tipo de cultivos hay en los alrededores, indicando si son de regadío o de secano, tanto donde se detecte el ejemplar afectado, cómo en los colindantes.

- En tanto en cuanto no se tenga la certeza de cuál es el problema que afecta a nuestras liebres, deberíamos de abstenernos de repoblar y evitar cualquier traslocación o movimientos de liebres, ni siquiera en el interior del mismo acotado.